viernes

¿Y si no estamos en el mismo meridiano?


La expresión [I]  del apartado anterior sigue siendo válida.
La expresión [II], obtenida de la resta de la expresión [I] para cada uno de los observadores solamente será válida si consideramos que no se ha modificado la Declinación del Sol en el intervalo de tiempo transcurrido entre ambas observaciones.
En principio se podrá considerar que esta condición se cumple cuando las medidas se realizan un mismo día, porque la variación de la Declinación del Sol, durante unas pocas horas transcurridas entra ambas medidas es inferior a la incertidumbre de las medidas realizadas con instrumentos sencillos.
En cuanto a la separación lineal entre ambos observadores, deberá sustituirse por la distancia entre los paralelos que pasan por cada uno de los lugares de observación. Una forma alternativa y más sencilla es estimar, para cada uno de ellos, la distancia a un paralelo de referencia y calcular luego la diferencia.
Para conseguir buenos resultados es conveniente formar pares de observadores con la mayor distancia posible entre ellos en la dirección Norte-Sur. Para distancias de unos pocos centenares de kilómetros es posible que los errores inherentes a la medida de la sombra den un margen de error grande en el resultado final.

Vídeo de cómo lo hicieron en el Año Internacional de la Astronomía 

No hay comentarios:

Publicar un comentario